LOS NUEVOS RETOS EN EL MUNDO DEL VINO. LA SENDA DEL TIEMPO


foto desierto - winehass

En estos tiempos de incertidumbre, en los que nada es como era, donde cualquier previsión está fuera de contexto, creo que es necesario arrojar luz sobre los aspectos más importantes de este sector, desde mi humilde opinión las claves de nuestro sector pasan por varios puntos:

Cambio de la estructura del mercado:

Las nuevas tecnologías, las redes sociales, la pandemia, la venta online, han hecho que el mercado del consumo Off the premises se fortalezca y crezca de manera exponencial, por lo tanto debemos de enfocarnos mucho más en llegar al consumidor, en implicarlo en nuestro proyecto en conseguir de la manera más fiable su feedback, nuestra relación debe de ser mucho más cercana, nuestras casas estar abiertas y sobre todo, hacer vinos para ellos.

Del mismo modo, debemos apoyar al HORECA y también al pequeño comercio, con vinos específicos para la venta en este canal y que les generen posiciones ventajosas, que empujen a nuestros clientes finales a disfruten de nuestros vinos en nuestros restaurantes, cafeterías, hoteles y que compren más en los pequeños comercios dejando un poco más de lado a los grandes centros comerciales y de distribución que están siendo los grandes beneficiados de esta situación.

Cambio en el target de consumidores:

Cada vez es más usual ver a los millennials consumir vinos cuando salen de copas, esto es toda una revolución y todavía más en nuestro pais, esto nos lleva a la necesidad de hacer vinos más fáciles, frescos y elaborados para poder satisfacer sus necesidades, como hedonistas, son verdaderamente exigentes y parecen cada vez más comprender que el mejor vino es el que más les gusta.

Cambio en las técnicas de elaboración y de comunicación:

Debemos de elaborar más sencillo, menos complicado, más natural, más vegano, más healthy, etc... y al mismo tiempo, debemos de saber comunicarlo con más naturalidad, mas soltura, más vida, MAS SINCERIDAD...

En fin, debemos modernizarnos, flexibilizarnos y adaptarnos, pero siendo mucho más exigentes con nosotros mismos, crear para el cliente y no mirar tanto nuestro ombligo, que con los años que llevamos haciéndolo, debemos de conocerlo ya perfectamente.

Un saludo y buen vino!


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados